Si no te quieres divorciar en Malta te tendrás que casar

Malta es uno de apenas tres países del mundo -además de Filipinas y Ciudad del Vaticano- donde el divorcio no está contemplado en la ley.

Para disolver un matrimonio en Malta se requiere que la pareja fije domicilio en el extranjero o, si uno de los cónyuges no es maltés, puede solicitar el divorcio en su propio país y ese divorcio, a su vez, puede ser registrado en Malta.

Las únicas opciones disponibles en Malta son la separación legal a través de los tribunales, o una anulación eclesiástica, un proceso complejo que puede tardar hasta nueve años.

Durante mucho tiempo, el divorcio ha sido un tema en los labios de los malteses, pero con al menos el 95% de católicos en una población de más de 400.000 personas, el divorcio nunca ha superado las fuertes creencias religiosas de la Iglesia, los políticos y del propio público.
Link  relacionado:

BBC

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: