Horizontes Imprecisos en Venezuela

Analizando las opciones parece incongruente que la oposición no solicite y exija los resultados del referéndum del 2 de Diciembre, tal vez no lo hagan porque consideran que no importa exactamente por qué gano el no, mientras este haya ganado, sin embargo esto podría ser un grave error, ya que lo que en realidad más les debería importar es conocer las razones de la victoria del no, o en su defecto las razones de la derrota del sí.

Porque por un lado podríamos considerar que la victoria opositora fue porque esa misma oposición estaba preparada, unidad y tenia cubierta las mesas para estar alerta a cualquier irregularidad, si fue así y la victoria se debió en verdad a una negativa del pueblo, entonces se podría concluir que por mas artimañas utilizadas el gobierno hubiera podido revertir ese resultado o alterarlo, sin embargo, si por el contrario la derrota del gobierno se debiera más bien a un exceso de confianza o una tardía reacción por corregir el rumbo, entonces podríamos tener dos posibles escenarios, uno donde la oposición podría mejorar día a día u otro donde el gobierno no estaría dispuesto a perder de ninguna manera en el 2008

Y es que los poco a poco la oposición ha ido desechando los instrumentos de queja o resistencia que han demostrado al parecer ser ineficaces, como por ejemplo los intentos de insurrección, el paro cívico, la salida temporal del presidente Chávez, las derrotas en los referendos para sacarlo del poder y peor aun el abstencionismo en 2005 que termino siendo más bien una metida de pata para la oposición, de esta manera pareciera que la única opción con la que se han quedado los partidos opositores es la de participar en las elecciones, y es que las huelgas, el abstencionismo y las peticiones no son en realidad acciones golpistas de ninguna forma, si no las herramientas de un ejercicio demócrata, pero como se han dejado todos estos métodos por haber fallado lo único que queda es la asistencia a las votaciones del 2013, así que por ahora el presidente puede dormir tranquilo en cuanto a su permanencia en la presidencia.

El único problema resultante de todo esto es lo que parecería ser la disposición oficial para inhabilitar como candidatos a aquellos políticos que tienen un triunfo prácticamente asegurado y para esto solo quedan dos caminos, las apelaciones tribunarias y un movimiento popular de oposición a esta medida, pero la segunda opción desencadenaría en la confrontación directa y la descalificación del único proceso por el que ha optado la oposición, es decir el proceso electoral, por lo que la opción real son las apelaciones, lo cual termina siendo realmente difícil.

Por ultimo si se habla de sustitutos, no se deberán ir a los extremos inhabilitando la propia oposición a los posibles sustitutos.

Agradecimentos por este analisis a: wolkmx

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: